Salmonella y Campylobacter causan las infecciones alimentarias más extendidas

Las infecciones por comer alimentos en mal estado se han doblado en los últimos cuatro años

Aunque la cadena alimentaria que lleva a los alimentos de la granja a la mesa es cada vez más segura y que se tiende a extremar el control sobre el producto final, enfermar por comer alimentos en mal estado sigue siendo preocupante en España. Los casos de salmonelosis se han doblado en los últimos cuatro años y las infecciones por Campylobacter se han multiplicado por tres.

En el último año, 2016, en España se registraron 9.800 casos de salmonelosis, mientras que en 2012 fueron 4.200, según el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC). Más de uno de cada diez casos en la Unión Europea fue español. De acuerdo con declaraciones recientes del investigador jefe del ECDC, Mike Catchpole, el aumento detectado en toda Europa es “preocupante” por cuanto la salmonelosis había decrecido hasta 2014 en la Unión Europea.

La salmonella, la bacteria causante de la enfermedad, ha protagonizado 215 brotes en 2016. La vía más habitual son los huevos y sus productos derivados además de la carne de aves de corral. Es una de las infecciones transmitidas por la comida más frecuente. De hecho, los datos apenas reflejan "la punta de un iceberg", explican en el ECDC. Los casos detectados no muestran la verdadera dimensión de "infecciones circulantes". Se calcula que en España los casos reales rondan los 28 millones.

Según datos recogidos por eldiario.es la salmonelosis es quizá la infección zoonótica (que pasa de animales a los humanos) adquirida por los alimentos más famosa. Pero no es la única, ni siquiera la más abundante. La lista incluye patologías como la listeriosis, la triquinosis, la brucelosis, anisakis, yersiniosis o la toxoplasmosis. Sin embargo, la enfermedad más extendida es la campylobacteriosis. Sus bacterias están detrás de gran parte de las diarreas. El año pasado Un cuarto de millón de personas padecieron la acción de estos patógenos que suelen causar gastroenteritis. En España fueron 15.556, casi mil más que en 2015.

En los últimos cinco años, los casos de campylobacteriosis en España se han triplicado. Un salto tan acusado que el propio ECDC ha apuntado en su informe la salvedad de que el sistema de vigilancia española "es más completo desde 2012" lo que puede explicar en parte ese incremento de casos confirmados. El foco más significativo de contagio de estas bacterias es la carne de pollo.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias