Proyecto piloto español contra el derroche alimentario

El objetivo es elaborar un protocolo de actuación a nivel europeo que intervenga en toda la cadena de valor
derroche alimentario

Según cifras de la Comisión Europea, cada año se tiran en Europa 100 millones de toneladas de alimentos, y esta cifra podría ser de 120 millones en 2020. Se calcula que los recursos alimenticios que se pierden o se desperdician podrían ser suficientes para alimentar dos veces a todas las personas que padecen hambre en el mundo. El derroche alimentario es, además, el tercer emisor de carbono en el conjunto de países de la UE.

En este contexto, 26 centros de investigación y consultorías de 12 países europeos y China han puesto en marcha el proyecto REFRESH (Resource Efficient Food and Drink for the Entire Supply Chain) financiado por la Unión Europea en el marco del programa Horizonte 2020. Su objetivo es producir un conocimiento científico amplio que permita analizar las claves del derroche alimentario en todas las etapas de la cadena de valor y diseñar estrategias prácticas de reducción para el futuro. REFRESH trabaja para contribuir en reducir el desperdicio alimentario en toda la UE en un 30% para el año 2025, reducir los costes de gestión de residuos, y maximizar el valor del derroche alimentario inevitable y del material de embalaje.

Proyecto piloto en España

España es uno de los cuatro países piloto del proyecto, conjuntamente con Hungría, Alemania y los Países Bajos. El Centro de Investigación en Economía y Desarrollo Agroalimentario (CREDA, UPC-IRTA) trabaja en un estudio cualitativo de las prácticas, las percepciones y las motivaciones de los consumidores en estas diferentes regiones, al tiempo que analiza su comprensión de la información de los envases y la aceptabilidad de los residuos alimentarios como subproductos. Además, está recopilando datos cuantitativos con una metodología común para comprender el despilfarro en su totalidad en los hogares.

Paralelamente, el proyecto prevé crear una plataforma formada por los actores clave de la cadena agroalimentaria (productores, distribuidores, industria, entidades sociales, asociaciones de consumidores e instituciones públicas), que junto con los resultados de los proyectos piloto, servirán para elaborar un protocolo de actuación que se pueda aplicar a nivel europeo.

El proyecto, que comenzó hace un año, aborda la problemática del derroche alimentario desde una perspectiva interdisciplinaria (política, economía, comportamiento del consumidor, medio ambiente, comunicación, etc.) y tiene el año 2019 como fecha final en la que se publicarán los resultados definitivos.

El proyecto piloto que se está desarrollando en España incluye una importante variedad de organizaciones del sector, administraciones y asociaciones:

  •  Mercabarna
  •  espigadora
  •  Banco de Alimentos
  •  ARC (Agencia de Residuos de Cataluña)
  •  ACES (Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados)
  •  PACKNET (Plataforma Tecnológica Española de Envases y Embalaje)
  •  COAG-JARC (Coordinadora de Organizaciones de Agriculturas y Ganaderos)
  •  Prosalus
  •  CON (Área Metropolitana de Barcelona)
  •  PAA (Plataforma Aprovechamos los Alimentos)
  •  FIAB (Federación Española de Industrias de la Alimentación)
  •  ASEDAS (Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados)
  •  FCAC (Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña)
  •  AECOC (Asociación de Fabricantes y Distribuidores)
  •  HISPACOOP (Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios)

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias