Los hijos reciben las consecuencias de ser obeso

Los hijos de obesos tienen mucho mayor riesgo de padecer problemas desarrollo motor y mental
obesidad paterna

Se sabía hasta la fecha que los hijos nacidos de padres obesos tenían mucho mayor riesgo de desarrollar obesidad al alcanzar la edad adulta, especialmente si no se prestaba atención a su metabolismo en la edad infantil. Se sabía también, como consecuencia lógica, que el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares asociadas, diabetes y respiratorias se incrementaba en paralelo.

Se desconocía, sin embargo, que a estos riesgos deben sumárseles otros de igual calado relacionados con su nivel de desarrollo motor, competencia social o incluso con su capacidad de resolución de problemas. Así lo sugiere un estudio llevado a cabo por el National Institute of Child Health and Human Development de Estados Unidos. El trabajo es el primero de estas características que además de considerar el peso de la madre, valora la influencia del peso del padre.

Los resultados de la investigación, en la que se han tomado datos de 5.000 niños y niñas de diferentes edades, raza, educación de los padres y extracción social, muestran que los hijos de madres obesas muestran mayores problemas de desarrollo motor, mientras que los hijos de padres obesos presentan mayores dificultades en la interacción social. Cuando son los dos progenitores los que tienen un marcado sobrepeso, los hijos muestran problemas en la resolución de problemas o conflictos.

Los motivos para estas dificultades leves de desarrollo no se han considerado en el estudio, aunque se apunta que la inflamación asociada a la obesidad de la madre podría afectar mecánicamente el desarrollo del feto. A falta de nuevos estudios, sin embargo, nada hay que lo confirme o lo descarte.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias