Los ácidos Omega-3 reducen el riesgo de asma en recién nacidos

Un estudio concluye que los suplementos de ácidos grasos del pescado durante el embarazo reduce un tercio el riesgo de asma en los bebés
aceite de pescado, ácidos omega 3

Un nuevo estudio, esta vez publicado en el New England Journal of Medicine, aporta nuevos datos sobre los posibles beneficios de la ingesta de ácidos grasos omega-3 presentes de forma natural mayoritariamente en el pescado. El beneficio más aparente se circunscribe en el estudio a una más que notable reducción del riesgo de asma entre los recién nacidos. La teoría de fondo sugiere que los omega-3 contribuyen de algún modo a regular el equilibrio de ácidos grasos en la madre.

Los suplementos en forma de aceite de pescado se administraron durante el tercer trimestre del embarazo a 350 futuras madres. Otras tantas fueron seguidas en un grupo de control. Cinco años más tarde, los hijos de las madres que tomaron los ácidos grasos omega-3 fueron comparados con los de las madres que no los habían tomado. En conjunto, los niños del primer grupo presentaron un 35% menos casos de asma y sibilancias que el segundo.

Los resultados, sin ser concluyentes, sugieren que los suplementos de ácidos grasos contribuyen a un mejor desarrollo del aparato respiratorio del bebé durante la última fase del desarrollo y en las primeras etapas tras su nacimiento.

De igual modo, los autores sugieren que los suplementos podrían corregir el desequilibrio de ácidos grasos que se da de forma corriente en mujeres embarazadas. El aporte de los omega-3, opinan, podría jugar un papel en el restablecimiento de este equilibrio y de este modo favorecer el desarrollo del feto.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias