Los ácidos grasos no son un problema de salud pública en España

El contenido de los ácidos grasos trans en los alimentos que se consumen en España apenas ha variado en los últimos cinco años

La Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria (AECOSAN) ha publicado el estudio elaborado durante el año 2015 sobre el contenido de ácidos grasos trans (AGT) en los alimentos en España. El estudio ha analizado el contenido de AGT, grasas totales y el porcentaje de AGT respecto a la grasa total en 277 alimentos. El objetivo del mismo ha sido evaluar si se han producido variaciones del contenido de ácidos grasos en los alimentos, comparando los datos obtenidos en 2015 con los valores del primer estudio elaborado en 2010 (Estudios).

De acuerdo con los resultados obtenidos, la mayoría de los grupos de alimentos analizados presentan un contenido y un porcentaje de AGT inferior al 2% con respecto a la grasa total. Sin embargo, no se han encontrado aumentos del contenido de AGT estadísticamente significativos en ninguno de los grupos de alimentos analizados.

La OMS recomienda un consumo de AGT en los alimentos inferior al 1% del aporte energético alimentaria diaria. La ingesta de AGT por encima de este valor se relaciona con varios factores de riesgo cardiovascular y contribuyen a aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria. Un incremento del 2% de AGT en el consumo diario de energía aumenta en 23% el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Por tanto, señala AECOSAN en una nota pública, en España se puede considerar que, desde un enfoque de salud pública, el contenido de AGT “no representa ningún problema grave”. Del mismo modo, añade la nota, “los contenidos de AGT en los alimentos tienen una tendencia decreciente y se prevé que las concentraciones sean cada vez más bajas, hasta su práctica desaparición”.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias