Las malas hierbas resisten a los transgénicos

Un estudio evidencia que los cultivos transgénicos emplean menos insecticidas pero deben usar muchos más productos contra las malas hierbas
herbicidas pesticidas transgénicos

Cara y cruz para el maíz y la soja transgénicos en Estados Unidos, donde existen las mayores plantaciones del mundo de estas variedades. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Science Advances, las variedades transgénicas resistentes al glifosato, el insecticida más usado en el mercado estadounidense, reducen efectivamente el uso de productos químicos contra las plagas de insectos. Sin embargo, ocurre justo lo contrario con el uso de pesticidas destinados a la erradicación de malas hierbas. Su aplicación ha crecido de forma notable, según los resultados hallados.

La investigación, liderada por Federico Ciliberto, de la Universidad de Virgina, comprende el periodo más largo hasta la fecha destinado a evaluar el impacto de los organismos modificados genéticamente (OMG) sobre el medio ambiente. Abarca de 1998 a 2011 y recoge datos de cerca de 5.000 agricultores de Estados Unidos.

Los resultados obtenidos no son nada halagüeños para estos OMG. Si bien es notorio que se reduce el uso de insecticidas, los porcentajes obtenidos reflejan que el beneficio para el agricultor se sitúa en un exiguo 11,2% para el maíz transgénico y una cantidad equivalente en el caso de la soja.

Sin embargo, el uso de pesticidas contra las malas hierbas aumenta hasta el 28% en los cultivos de soja transgénica, mientras que se reduce un 1,3% en los de maíz modificado genéticamente. Los datos, según una nota difundida por Ciliberto, ponen en cuestión la eficacia del uso de OMG y alertan claramente de posibles daños sobre la biodiversidad vegetal en las zonas cultivadas.

Al manifestarse fenómenos de resistencia de los vegetales al glifosato, los agricultores se han visto en la necesidad de emplear una mayor variedad y cantidad de productos químicos para el control de malas hierbas, lo cual puede llevar a una mayor contaminación del suelo y los acuíferos.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias