La visión china de la pesca intensiva

La estrategia china se basa en un principio ecológico bien conocido, la gestión de la cadena trófica y la eliminación de predadores
pesca intensiva

Todo el mundo conoce, poco más o menos, qué es una cadena trófica y cómo se organiza. La definición más básica es aquella que el conocimiento popular ha descrito con enorme sencillez: el pez grande se come al chico. Y así es, en efecto, en los ecosistemas marinos en los que el tamaño del grande se impone sin distinciones sobre el del chico, incluyendo aquí a los de la misma especie. La observación en detalle de determinadas cadenas permite ver casos de canibalismo. E incluso como la que en teoría es la presa se come a su predador cuando los tamaños están invertidos.

Pero siguiendo la lógica de que el pez grande se come al chico, imaginen por un momento qué ocurriría si el primero desapareciera total o parcialmente de la cadena trófica. La respuesta, siempre de modo aparente, es simple: al desaparecer el mayor predador, el siguiente en el escalafón pasará a ocupar su lugar. Crecerá, en consecuencia, en tamaño individual y la especie proliferará al carecer del control natural que ejercen los predadores sobre la población de sus presas.

Imaginen por un momento que este pez que ahora prolifera sea, en realidad, un pescado de alto interés comercial. Nos encontraríamos ante un caso claro de superpoblación al que deberíamos enfrentarnos mediante capturas (su pesca) hasta restablecer el equilibrio básico. Dicho de otro modo: la intervención artificiosa  que genera un desequilibrio ecológico se corrige con una intervención en forma de pesca comercial para devolverla al punto de partida. Esta es, en esencia, la clave de la pesca intensiva que se practica en el Mar de China.

Intervención de éxito

La presión que ejercen las autoridades en materia de pesca en China sobre la población de grandes peces es considerada por todos los expertos como moderada, pero más que suficiente para lograr las que se consideran las mayores capturas o, si se prefiere, las aguas más productivas de la pesca intensiva en el mundo. El nivel de capturas se ha mantenido extraordinariamente alto en los últimos 20 años, algo que ha llamado la atención de numerosos científicos.

Uno de ellos es Cody Szuwalski, de la Universidad de California en Santa Barbara (Estados Unidos). En un estudio publicado recientemente en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Para este biólogo marino, una de las claves que explican el éxito chino se basa en el régimen alimenticio de los grandes peces. “Típicamente”, explica, “un predador necesita comer diez kg de presas para conseguir añadir uno a su propio peso”. Eso significa que el pez grande debe comer muchos peces chicos para mantener su crecimiento. Si se elimina un predador, por tanto, hay otros muchos peces de menor tamaño que sobreviven.

Esta simple regla de tres, sin embargo, es mucho más compleja de lo que aparenta. Las cadenas tróficas no son lineales, y mucho menos en los ecosistemas marinos, donde quien se come a quien suele depender más del tamaño que de la especie. Por ejemplo: una sardina adulta, cuyo tamaño es relativamente pequeño, puede ser el predador de sus propios juveniles –episodios de canibalismo perfectamente descritos en muchas especies- o ser el predador de alevines de pez espada. Este, una vez alcanza un tamaño medio, será a su vez el predador de la sardina adulta.

Por consiguiente, señala el estudio, el éxito de una región pesquera sostenible depende en buena medida de identificar correctamente cual es el predador que conviene capturar, en qué cantidad y en qué momento. En el caso chino, y siguiendo el ejemplo anterior, se captura el pez espada que cuenta con cerca de un año de vida y en cantidades limitadas. “Eso es exactamente lo que vemos en los mercados de pescado en China”, enfatiza el investigador.

Más allá de proporcionar una respuesta a un importante rompecabezas pesquero, el estudio también ofrece lecciones importantes para el manejo de la pesca en Asia en forma de modelo. Cuando se utilizó para simular diversas estrategias de gestión posibles en el Mar de China Oriental, el modelo predijo que el manejo de especies únicas al estilo occidental disminuiría las capturas al invertir los cambios en la cadena alimentaria que hasta ahora han permitido mantener las capturas altas. Lo mismo podría ser cierto en muchos otros países pesqueros importantes, especialmente en Asia oriental, donde las estrategias de pesca son similares a las de China.

Ingeniería de ecosistemas

La gran pregunta que se formulan ecólogos y biólogos marinos es hasta qué punto los actuales modelos de gestión de la pesca, sea cual sea, son sostenibles. Cómo ha podido verse últimamente, la tendencia a capturar preferentemente los grandes peces de forma indiscriminada por su mayor rendimiento comercial, no solo está acabando con los grandes caladeros sino que se está dejando notar en forma de restricciones drásticas de sus poblaciones, lo cual puede conducir a las grandes especies al límite de la extinción.

Desde este punto de vista, dar por bueno el modelo de gestión chino y aplicarlo a otras zonas del planeta podría ser contraproducente. Sobre todo si en el modelo de gestión se consideran los aspectos negativos derivados del efecto del cambio climático sobre los ecosistemas marinos. Los investigadores recomiendan, en este sentido, actuar con cautela para evitar consecuencias imprevistas y, sobre todo, irreparables.

Una fórmula posible, sugieren, pasaría por determinar con la mayor precisión posible qué especies actúan como superpredadores en la cúspide de la cadena alimentaria, calcular el volumen de capturas idóneo para no poner en riesgo las poblaciones locales, y gestionar correctamente la superpoblación inducida para evitar daños en el resto de la cadena alimentaria. Ingenierizar las cadenas tróficas, concluyen los investigadores, es una buena solución para incrementar las capturas en el corto plazo, pero despierta “dudas enormes” sobre su sostenibilidad futura.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias