La importación ilegal de alimentos ayuda a la propagación de bacterias

Los resultados de una investigación española identifica microorganismos patógenos en alimentos decomisados en vuelos internacionales en distintos aeropuertos europeos

Una investigación liderada por la Universidad de Burgos (UBU) ha descrito, por primera vez, microorganismos de relevancia en salud pública por su peligrosidad en alimentos decomisados en vuelos internacionales en distintos aeropuertos europeos. Este trabajo, enmarcado en un proyecto internacional financiado por la Unión Europea, se ha centrado en la caracterización de la presencia de cepas de Staphylococus aureus multirresistentes a antibióticos.

Los resultados, publicados en la revista Frontiers in Microbiology, indican que el 26% de las casi mil muestras de alimentos analizadas fueron positivas para esta bacteria. En el trabajo han participado investigadores de las universidades de Burgos y Valladolid, junto con profesionales del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL), de los Hospitales Universitarios Río Hortega de Valladolid y de León, de la Delegación del Gobierno en el País Vasco y de la Universidad Veterinaria de Viena (Austria).

Staphylococus aureus ha sido seleccionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los patógenos más relevantes para la salud pública. Estos microorganismos, y en particular las cepas resistentes a la meticilina (MRSA, del inglés Methicillin-resistant S. aureus), son una de las principales causas de infecciones en los hospitales en los países occidentales, y han sido encontradas en alimentos que transportaban pasajeros de vuelos internacionales en los aeropuertos de Bilbao y de Viena.

El objetivo del trabajo fue evaluar el papel potencial de la entrada ilegal de alimentos en la UE en la propagación de MRSA. Se estudió la prevalencia y las características de las cepas de MRSA aisladas de los alimentos de origen animal confiscados a los pasajeros en vuelos de 45 países no comunitarios de 2012 a 2015 por las Autoridades Fronterizas de los aeropuertos español y austriaco.

De las 868 muestras de alimentos analizadas (diversas de carne que incluyen antílope, pato, cobaya, cerdo, roedores, pavo, productos lácteos y huevos), 26 (el 3%) fueron positivas para MRSA. La prevalencia de muestras positivas entre los alimentos confiscados en el Aeropuerto Internacional de Bilbao fue del 11’8%. Más del 69% de los aislados de MRSA eran resistentes a tres o más tipos de agentes antimicrobianos.

“Más del 60% de las infecciones humanas tienen carácter zoonótico”, detallan los autores. Por tanto, los alimentos que se obtienen de animales infectados pueden ser una fuente de contaminación muy apreciable. Es por ello que el estudio de los mismos puede ser relevante para prevenir infecciones en humanos, y en particular con cepas bacterianas multirresistentes a antibióticos.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias