Estados Unidos quiere incentivar la agricultura urbana

La iniciativa, dotada con 10 millones de dólares, fomenta la creación de granjas verticales y en los tejados de grandes edificios y desarrollar nuevas tecnologías
agricultura urbana

El objetivo de la llamada Urban Agriculture Act, es fomentar el uso de espacios hasta ahora inusuales para la agricultura en los entornos metropolitanos. Se trata de aprovechar áreas lindantes con vías de comunicación, sean autopistas, puentes o vías de ferrocarril; solares en desuso en suburbios urbanos; o incluso patios y jardines, tanto si son particulares como colectivos. Su equivalente europeo más próximo son los huertos urbanos, actualmente en expansión pero con una fortuna irregular.

A diferencia de lo que ocurre en el Viejo Continente, sin embargo, donde los huertos urbanos se complementan en cierta medida con las ya más convencionales agricultura periurbana y la más innovadora agricultura de proximidad, Estados Unidos quiere ampliar el concepto a las emergentes granjas verticales o a los tejados. Lejos de perseguir el autoconsumo, que no queda excluido, lo que se pretende es crear nuevas oportunidades de negocio dotando a los nuevos agricultores urbanos de tecnología y recursos económicos.

El primer estado donde se va a impulsar la iniciativa con apoyo gubernamental es Michigan. Bajo el epígrafe de “nuevas oportunidades de negocio”, el documento detalla la incentivación de cooperativas de agricultores urbanos con el objetivo de que cultiven productos que puedan llegar al mercado. Del mismo modo, pone énfasis en la implementación de granjas verticales, huertos en tejados y granjas “de interior”. Para ello prevé ayudas en forma de subvenciones, además de asistencia técnica y formación para los agricultores.

En el ámbito estrictamente tecnológico, la administración se compromete a impulsar programas de investigación para lograr sistemas de riego eficientes y de bajo consumo energético. Asimismo, está previsto iniciar una campaña de estudio de mercado para promocionar los productos de la agricultura urbana, los cuales, por definición, deberán verificar criterios de calidad y seguridad alimentaria regulados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

De acuerdo con los promotores de la iniciativa, además de brindar una salida económica “digna” a nuevos agricultores, las medidas que se impulsan persiguen un impacto “saludable” en los medios urbanos, además de incentivar el consumo de productos igualmente saludables a un “coste razonable”.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias