Enfermedades en piscifactorías

Mejorar la comprensión de los efectos de los compuestos producidos por determinados parásitos de peces podría evitar pérdidas económicas en la acuicultura

La acuicultura europea emplea directamente a 80.000 personas y genera un volumen de negocio anual de 3.000 millones de euros. Sin embargo, los parásitos pueden provocar brotes de enfermedades infecciosas graves que conllevan grandes pérdidas económicas para la acuicultura.

El proyecto financiado por la Unión Europea ParaFishControl, Advanced Tools and Research Strategies for Parasite Control in European farmed fish, trabaja para aumentar la sostenibilidad y la competitividad de la acuicultura europea mediante la mejora de la comprensión de las interacciones parasito-huésped en peces. Para ello, crea tecnologías y herramientas innovadoras con las que prevenir, controlar y tratar los principales parásitos que afectan al salmón atlántico, la trucha arcoíris, la carpa común, la lubina, la dorada y el rodaballo.

Los investigadores de ParaFishControl presentaron recientemente sus últimos descubrimientos, que incluyen novedades particularmente interesantes con respecto a estrategias inéditas para el tratamiento de parasitosis diseñadas para ponerse en práctica en un futuro próximo. En un artículo publicado en la revista científica Acta Veterinaria Scandinavica, el equipo examina el papel biológico y patológico de compuestos excretados/secretados (ES) producidos por especies de parásitos nematodos del género Anisakis.

El consumo humano de pescado y marisco crudo o poco hecho que contienen larvas de tercer estadio de parásitos del género Anisakis pueden provocar una enfermedad gastrointestinal (anisakidosis) y respuestas alérgicas. Como es lógico, la presencia de larvas de Anisakis en productos pesqueros reduce su valor comercial. Estos parásitos están ampliamente distribuidos en las poblaciones de peces marinos de todo el mundo. Su ciclo vital incluye invertebrados y peces como huéspedes intermedios o portadores y mamíferos o aves como huéspedes finales. Aunque frecuentemente se presta más atención al efecto de los compuestos ES producidos por los Anisakis sobre la salud humana, es posible que estas moléculas desempeñen asimismo un papel biológico relevante en invertebrados y vertebrados inferiores.

Los compuestos ES tienen diferentes funciones durante el proceso de infección, como por ejemplo facilitar la penetración de las larvas del parásito en los tejidos del huésped y la evasión de las respuestas inmunitarias del huésped, pero al mismo tiempo se sabe que estimulan respuestas inmunitarias (incluyendo la producción de anticuerpos) en peces y mamíferos. En este sentido, es posible que las proteínas ES de los nematodos del género Anisakis, concretamente aquellas producidas por la especie Anisakis simplex, puedan tener un potencial terapéutico para el tratamiento de enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario.

Posibles terapias

Las larvas de los nematodos del género Ascaris presentan genes que codifican para varios compuestos inmunorreguladores que garantizan la supervivencia del parásito en el entorno inmunitario del huésped y, por tanto, se cree que los compuestos ES de los nematodos del género Anisakis podrían tener propiedades parecidas. Empleando un modelo murino experimental para el asma inducido por un alérgeno (APAS-3), se demostró que una proteína ES podría reducir las respuestas inmunitarias mediadas por linfocitos Th2, inhibir la migración celular, suprimir la expresión de citoquinas y reducir la síntesis de quimioquinas en fluido del lavado broncoalveolar (BAL).

El equipo señala que determinados compuestos de A. simplex o A. lumbricoides también inhibieron en parte una respuesta inmunitaria anafiláctica al cacahuete en un modelo murino, mientras que los compuestos ES de Anisakis lograron reducir la expresión de genes que codifican para citoquinas inflamatorias. Además, un estudio reciente reveló que los antígenos ES de A. simplex tenían efectos inmunorreguladores en un modelo de pez cebra para la colitis. El artículo precisa, "Estos hallazgos sugieren que mediante técnicas bioquímicas adecuadas, el potencial inmunorregulador de las moléculas ES producidas por los nematodos del género Anisakis podrían caracterizarse de forma pormenorizada y emplearse para prevenir y/o tratar enfermedades inflamatorias"

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias