El exceso de fructosa en el embarazo

El consumo excesivo de fructosa daña la placenta y provoca estrés oxidativo en los fetos, mientras que su reducción mejora la salud de madre e hijo

La fructosa se utiliza para fabricar sirope de maíz rico en fructosa (HFCS, por sus siglas en inglés), usado por la industria alimentaria para edulcorar comidas procesadas, repostería industrial, helados, mermeladas, salsas y condimentos y, sobre todo, bebidas azucaradas. El consumo excesivo de estos alimentos, y por tanto de este edulcorante, se relaciona desde hace años con la aparición de enfermedades como la obesidad y la diabetes.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad CEU San Pablo determina que la ingesta elevada de esta forma de azúcar durante la gestación provoca importantes alteraciones en la placenta y en los fetos; un factor que aumenta el riesgo de que la descendencia presente patologías metabólicas en su vida adulta.

De entre todas las variables que pueden afectar a la salud de la descendencia, quizás la más influyente sea la alimentación de la madre. Sin embargo, el consumo de bebidas azucaradas con fructosa no está desaconsejado en el embarazo, incluso cuando existen numerosos artículos que revelan cómo la ingesta de fructosa induce una situación de estrés oxidativo.

Carlos Bocos, autor principal del trabajo publicado en Molecular Nutrition & Food Research, señala que frente a posibles riesgos, es aconsejable que las mujeres embarazadas “y la población en general”, reduzcan el contenido de fructosa en su dieta mediante un consumo preferente de comidas y bebidas de origen natural, frente al de comidas procesadas y refrescos que contienen HFCS. 

Los datos del estudio ponen de manifiesto que las placentas gestantes expuestas a la fructosa presentan estrés oxidativo y una menor cantidad de hemo oxigenasa 1 (HO-1), un potente agente antioxidante que puede prevenir la aparición de complicaciones gestacionales (como la preeclampsia), prematuridad y diversos problemas en el recién nacido. Todos estos efectos negativos se ha visto que son exclusivos del consumo de fructosa

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias