El cultivo ecológico crece en rentabilidad

Un proyecto europeo evidencia la posibilidad de quintuplicar los beneficios gracias al uso de técnicas sostenibles
cultivos ecológicos

La práctica de la agricultura ecológica también puede, y debe, según los expertos, medirse en términos económicos. Y la realidad demuestra, como se ha visualizado en un proyecto enmarcado en el programa Life de la Unión Europea, que puede ser tanto o más rentable que las prácticas de cultivo convencionales. La clave, aseguran, no radica en los costes de producción, por lo general más altos en los cultivos ecológicos, sino en la comercialización de las cosechas. El consumidor de este tipo de productos está dispuesto a pagar más por ellos.

El cultivo ecológico, como es bien sabido, prescinde de fitosanitarios de origen químico. Plaguicidas y herbicidas, además de abonos, son sustituidos por técnicas en las que la química sintética no tiene cabida. Por ejemplo, es preferible el uso de predadores naturales para combatir una eventual plaga de insectos, hacer rotación de cultivos o emplear abonos naturales de origen animal. Todas ellas son prácticas tradicionales que se habían perdido en el tiempo por el interés de los agricultores por una mayor rentabilidad.

El proyecto europeo, del que se hace eco el diario El País, tenía como objeto demostrar que el cultivo ecológico es viable en zonas semiáridas de secano en España. En el mismo han participado 22 agricultores de cuatro comunidades autónomas (Castilla-La Mancha, Castilla y León, Aragón y Navarra).

En las conclusiones del proyecto, resume el rotativo, se incluye la comparación de los balances de un cultivo de garbanzo convencional y de uno ecológico. En el caso del convencional, se obtendrían de media 49,7 euros de beneficios por hectárea. En el de ecológico, 373,04 euros. La clave de esta diferencia tan considerable está en la venta: los consumidores pagan cerca de tres veces más por los productos ecológicos, señala. El análisis de costes revela que el garbanzo convencional es más barato: necesita 220,3 euros por hectárea frente a los 301,9 del cultivado sin emplear los tratamientos químicos.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias