Demasiada sal para los niños

Más del 80% de los escolares españoles toma una cantidad excesiva de sal, lo que se asocia con un aumento en el riesgo de hipertensión, osteoporosis u obesidad

Un equipo de científicos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha analizado la ingesta de sal en los niños. Los resultados, publicados en el European Journal of Nutrition, revelan que los niños toman de media 7,8 g de sal al día, lo que supone que el 84,5% de los menores de 10 años y el 66,7% de los mayores de 10 consume más sal de la recomendada, entre 4 y 5 g al día, por la Organización Mundial de la Salud.

Según los autores del trabajo, si desde la niñez existe el hábito de consumir alimentos salados, “con toda probabilidad”, el hábito se mantendrá en la edad adulta. La ingesta de sal también puede contribuir a elevar la presión arterial en los niños, añaden, lo que les predispone a ser adultos hipertensos.

Buena parte de la sal que consumen los niños en edad escolar procede de los alimentos procesados y tan solo entre el 20% y el 25% de la sal de mesa añadida como condimento indican los autores a la Agencia SINC. Los productos que más sal aportan a la dieta de los niños españoles, se señala en el estudio, son los embutidos, incluyendo el jamón, seguidos del pan y pan de molde, la pizza y los platos precocinados, los caldos en cubito y las salchichas.

Algunos sectores alimentarios ya han empezado a reducir el contenido en sal de sus productos de forma paulatina para evitar el rechazo de los consumidores. Este es el caso del pan, que ha pasado de los 22 g de sal por kilogramo de harina a 16,3 g en cuatro años.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias