Bioeconomía para componentes químicos sostenibles

Un proyecto europeo adopta un método de bioeconomía guiado por el principio de regeneración de zonas locales para crear industrias, productos y puestos de trabajo

El compromiso adoptado por la Unión Europea para pasar de una economía basada en los combustibles fósiles a otra de base biológica parece inamovible. Las actividades de demostración del proyecto BIO-QED, dedicado al butanodiol biológico (BDO) y el ácido itacónico (IA), contribuirán a que estos componentes químicos superen el infame valle de la muerte de la innovación.

En Europa abundan las empresas capaces de generar productos con valor añadido a partir de materias primas. Pero el desarrollo de tecnologías pioneras y la ampliación de su escala a nivel de demostración o industrial son procesos costosos en muchos sentidos y en los que hay que tener en cuenta cada faceta implicada, como la generación de materias primas la gestión de residuos o la puesta en valor de los subproductos.

Las actividades de demostración del proyecto financiado con fondos europeos BIO-QED ofrece BDO e IA en masa y biológicos y una pasarela para su comercialización. Esta labor se logra generando datos y recopilando todos los parámetros de diseño económicos y técnicos fundamentales para que las futuras inversiones en plantas de producción se sustenten en una información sólida.

El consorcio al cargo del proyecto garantizó que los componentes básicos producidos pudieran utilizarse, además de como sustitutos de sus equivalentes petroquímicos, como partes de un sistema con el que resolver problemas medioambientales. Se aseguraron así que los costes de los procesos pudieran aún reducirse considerablemente implementando nuevos planteamientos, que el perfil de sostenibilidad de estos procesos pudiese mejorarse, y que los componentes químicos pudieran utilizarse en aplicaciones o productos nuevos con funcionalidades nuevas o un mayor rendimiento.

Los resultados del proyecto han sido “extraordinarios”, según explicó Cecilia Giardi de Novamont y coordinadora del proyecto: «BIO-QED validó un proceso sólido tanto ascendente como descendente. Los elementos generados son plenamente funcionales para las aplicaciones finales y presentan un perfil medioambiental muy bueno».

Los logros de BIO-QED también guardan relación con los costes, con procesos de selección continuos y enormemente selectivos y tecnologías nuevas y energéticamente eficientes dedicadas a procesos de separación y purificación. Por último, el proyecto destacó por su empleo eficaz de recursos renovables y oportunidades de recuperación de subproductos.

«La producción de Bio-BDO está madura para su demostración a escala industrial, mientras que los procesos de producción de IA se han ampliado a escala de demostración en las instalaciones del Instituto Fraunhofer en Leuna (Alemania). Las muestras purificadas de ambas sustancias bioquímicas se han entregado a los usuarios finales implicados en el proyecto para su validación en pruebas de polimerización en distintas aplicaciones», explica Giardi.

La polimerización fue un éxito y ya se han creado los primeros prototipos (por ejemplo, una bolsa portátil). Giardi confía en que el futuro deparará nuevos logros en el sector de las materias primas, ámbito en el que el consorcio ya ha ejecutado distintos experimentos destinados a obtener azúcares de biomasa lignocelulósica.

Las plataformas de BIO-QED permitirán desarrollar procesos biológicos innovadores con rapidez, lo que justificaría inversiones adicionales que posiblemente regeneren el empleo de instalaciones químicas preexistentes abandonadas en los últimos años debido a la crisis económica o la deslocalización», indicó Giardi. «En este sentido, el proyecto adopta un método de bioeconomía guiado por el principio de regeneración de zonas locales para crear industrias, productos y puestos de trabajo. Mater-Biotech, uno de nuestros socios, es un buen ejemplo de una empresa nacida de la reconversión de una zona industrial en el noreste de Italia en la primera planta industrial mundial en producir biobutanodiol por procesos de fermentación».

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias