Arrozales salinos

Científicos chinos proponen una nueva variedad de arroz que puede crecer en agua salada o en terrenos de cultivo salinos

No se han hecho públicos por el momento demasiados detalles, pero todo apunta a que se podría tratar de una pequeña gran revolución. Las autoridades chinas han dado a conocer un ambicioso proyecto científico y tecnológico que, de culminar con éxito, debería permitir alimentar en un futuro próximo a unos 200 millones de personas. Eso sería posible, aseguran, gracias a una nueva variedad de arroz capaz de crecer en tierras salinas y en cultivos regados directamente con agua salada.

En el anuncio de las autoridades chinas no se especifica qué tipo de tecnología se ha desarrollado para la obtención del nuevo vegetal. No hay constancia, por el momento, de que se trate de arroz transgénico, pero tampoco puede descartarse de que sea un arroz híbrido obtenido mediante técnicas de cruces y mejora genética convencionales, aunque el comunicado emitido da a entender este segundo  extremo.

Lo que sí se da por seguro es la existencia de campos experimentales de cultivo en la región de Quingdao, en la región costera del Mar Amarillo. El arroz se ha cultivado en sus playas y se afirma que ya se ha obtenido una cosecha de entre 6 y 10 toneladas de arroz que superan las expectativas organolépticas pretendidas. Es decir, que su sabor cumple sobradamente con lo deseado.

Según algunos expertos, ambas opciones, que se trate de un arroz transgénico o bien derivado de mejora genética tras una larga cadena de cruces entre distintas variedades, son perfectamente posibles. En este sentido, recuerdan que uno de los grandes objetivos de distintas líneas de investigación sobre transgénicos es precisamente la obtención de nuevas variedades aclimatadas a condiciones extremas como la alta salinidad o un estrés hídrico importante. Por otro lado, algunas de las investigaciones llevadas a cabo mediante técnicas convencionales para este mismo fin se remontan a la década de 1970, por lo que es probable que la obtención de una variedad de alto rendimiento haya sido factible.

En cualquier caso, si los anuncios se confirman, lo que estaría claro es que parte de la extensa zona costera china podría cambiar su apariencia en los próximos años al habilitarse áreas de cultivo para el arroz hasta ahora prohibidas por razones naturales. Hoy por hoy China es el primer productor de arroz del mundo y la nueva variedad podría aportar un crecimiento de su producción en un 20%. Lo suficiente para alimentar a otros 200 millones de personas.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias