Alimentos con mensaje

El consumidor prefiere conocer datos puntuales acerca de los alimentos, como su procedencia, cómo han sido producidos y procesados o las tradiciones y aspectos culturales asociados

¿Cómo nos alimentaremos en el 2020? Una de las claves al elegir nuestros alimentos será el mensaje que estos nos transmitan: su identidad, origen, autenticidad, quién y cómo los produce, cuáles son sus propiedades... Así lo indica el estudio piloto "Creencias, comportamientos y tendencias del consumidor español 2020" desarrollado por la red SIRPAC (Sistema Integrado en Red de Prospección Análisis y Divulgación de Pautas de Consumo) a través de la plataforma 2.0 de interacción con el consumidor www.mundosabor.es

La Red SIRPAC, promovida por la Asociación Cluster Food+i, está formada por tres instituciones de referencia en análisis e investigación agroalimentaria: AZTI-Tecnalia (centro tecnológico especializado en investigación marina y alimentaria ubicado en el País Vasco); el IRTA (Instituto de Investigación y Tecnologías Agroalimentarias de la Generalitat de Cataluña), y CTIC-CITA (Centros Tecnológicos de la Industria Cárnica y de Innovación y Tecnología Alimentaria de La Rioja).

Según señala el estudio piloto, realizado con consumidores riojanos, el 87 por ciento de los encuestados considera “importante” o “muy importante” conocer datos puntuales acerca de los alimentos, como su lugar de procedencia, cómo han sido producidos y procesados o las tradiciones y aspectos culturales que llevan asociados.

“El consumidor está cada vez más informado y preocupado por la historia que hay detrás de cada alimento -explica Elena Romero, investigadora de la Asociación Cluster Food+i y responsable del estudio- . Demanda información detallada y veraz, la comparte en las redes sociales, ya no es tan crédulo”.

Romero destaca, además, la creencia generalizada de que “disfrutar de la comida no es sólo alimentarse, sino ser innovador y descubrir nuevas experiencias placenteras a través de los cinco sentidos”. Por eso, se intentan crear “momentos de calidad” y comer sin prisas, aunque a veces esto choque con un ritmo de vida que nos lleva a consumir productos cómodos, flexibles y fáciles de preparar.

El estudio indica que cada vez más los consumidores valoran en sus compras la mayor calidad y compromiso con el medio ambiente de los productos locales. Según su responsable, “la conclusión global de este estudio piloto nos acerca al perfil del futuro consumidor: más informado y preocupado por la autenticidad de los alimentos, su origen, procesado, sostenibilidad medioambiental y efectos sobre la salud”.

Este estudio piloto valida a nivel regional las tendencias de consumo alimentario identificadas en un estudio previo por AZTI-Tecnalia, y que servirá para que las empresas agroalimentarias puedan anticiparse a los comportamientos de consumo previsibles en el 2020. Dicho estudio identifica ocho tendencias de consumo alimentario: food telling (alimentos con mensaje), super sense (experiencia multisensorial), slowcal (consumo de calidad, sostenible y cercano), here&now, ('aquí y ahora), eater tainment (experiencia alimentaria), my health (salud personalizada) y ego food (expresión alimentaria).

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Tendencias