Una guía para entender lo que no quieren que entendamos

La nueva guía de la AECOSAN establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables
guía etiquetas

La normativa comunitaria Reglamento 1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor se redactó con la finalidad de facilitar la mayor información posible al consumidor y, en especial, a las personas que sufren alergias o intolerancias alimentarias. Después de la aprobación del Reglamento en el 2011 y su entrada en vigor en diciembre de 2015, excepto la aparición en las etiquetas del cuadro nutricional que se hará obligatoria en diciembre del presente año.

Los organismos competentes del control del etiquetado se dan cuenta de la dificultad de interpretarlo para alimentos no envasados para la venta directa al consumidor final y para colectividades. Es por este motivo que se redacta el Real Decreto 126/2015, de 27 de febrero, sobre la información alimentaria de los alimentos que se presentan a granel. Durante el 2015 la Asociación Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y diferentes gobiernos estatales desarrollan guías para poder interpretar estas normas en sectores como la restauración y el comercio minorista.

Según explica el diario El País esta normativa de etiquetaje y el Reglamento 432/2012, de 16 de mayo de 2012, que establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables, no supone una mejora en la información al consumidor final tanto a nivel de etiquetaje como a nivel publicitario, si no que se da demasiada información que el consumidor final no entiende y mal interpreta.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Mercado