La UE no se pone de acuerdo sobre los límites de pesca

Europa concluye que las producciones deben ser ‘sostenibles’ pero deja a criterio de cada país lo que debe entender por sostenibilidad
pesca industrial

Un primerizo estudio del European Common Fisheries Policy concluye que cada una de las regiones pesqueras sobre las que faenan las embarcaciones europeas define “su propio ecosistema”, por lo que establecer límites globales en las capturas podría suponer un contrasentido. “Los límites pueden variar fácilmente de una región a otra”, señalan en un documento publicado recientemente. Completan la obviedad con otra del mismo calado: “La alteración de un ecosistema puede influir en otro relativamente próximo”.

A ojos de un profano, ambas obviedades podrían ser prescindibles. Sin embargo, el estudio ha significado un primer e imprescindible paso para caracterizar las zonas pesqueras de mayor interés en la costa europea, lo cual incluye desde el mar Báltico hasta el Mediterráneo, así como esclarecer los límites óptimos de capturas sin poner en peligro la reposición natural de los distintos caladeros ni las condiciones ambientales que los hacen viables.

El objetivo último de la política comunitaria es implementar sistemas de gestión que contemplen no solo aspectos económicos, sino también de carácter ambiental para preservar la biodiversidad existente en cada una de las zonas y establecer límites sostenibles de capturas. Este último punto es, justamente, el que mayor recelo provoca entre armadores y flotas pesqueras, lo cual se traduce en una falta de acuerdo entre los estados miembro de la UE con intereses pesqueros.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Mercado