Contrabando de marisco radiactivo en China

La policía china desarticula una organización que comercializaba marisco contaminado procedente de Fukushima
medición de radiactividad en Fukushima

El botín es de unas 5.000 toneladas de cangrejo y gamba valoradas en unos 30 millones de euros. Su origen, mayoritariamente, aguas cercanas a la central nuclear de Fukushima, gravemente afectada por un tsunami en 2011. Su destino, mercados de Pekín, Shanghái y Cantón, donde fueron introducidos ambos mariscos durante al menos dos años.

De acuerdo con informaciones facilitadas por las autoridades chinas a través de agencias de noticias, gran parte del marisco intervenido presentaba altos niveles de contaminación radiactiva, la cual supone un elevado riesgo para la salud. En declaraciones de expertos chinos a las agencias internacionales, los “altos niveles de radiación pueden causar daños irreversibles” en el organismo humano o incluso inducir a la formación de “tumores malignos”.

Al parecer, el grupo de contrabandistas capturaba pescado y marisco en zonas de pesca abundante pero prohibidas debido a la contaminación radiactiva. Las capturas eran transportadas a Vietnam, lugar en el que se etiquetaban fraudulentamente los distintos lotes con el fin de evitar controles sanitarios y el pago de impuestos. Con el falso etiquetado, los productos eran distribuidos posteriormente en distintos mercados chinos.

En 2011, un fuerte terremoto ocasionó un enorme tsunami que arrasó la central nuclear de Fukushima, en Japón. Como consecuencia del desastre natural, parte de las instalaciones de la central quedaron totalmente destruidas, lo que ocasionó que la radiación nuclear se liberara al medio marino. Transcurridos más de cinco años, siguen detectándose signos de radiactividad en las proximidades de la central. La pesca y otras actividades marinas siguen prohibidas.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Mercado