Atún rojo distribuido en España desata una alerta europea

Pescado descongelado que se ha comercializado como fresco podría estar en el origen de una alerta que ha causado un centenar de afectados en España

El consumo de atún, y en particular el atún rojo, lleva años envuelto en la polémica por casos de fraude debidos a prácticas irregulares tanto de pescadores como de productores que manipulan este preciado alimento. La situación más habitual detectada hasta la fecha es la mezcla de distintas especies de atún que se comercializan como si se tratara de atún rojo. La segunda causa es la combinación de distintos túnidos para la elaboración de conservas.

El problema ahora es, según desvela el diario El País, la venta de lomos de atún descongelados como si se tratara de frescos. La práctica, absolutamente ilegal, pues se trata de capturas que deberían ir destinadas a la elaboración de conservas o ser destruidos en última instancia, se ha complicado al ser identificados casos de toxiinfección alimentaria en toda Europa a partir de pescado distribuido mayoritariamente desde España.

Al parecer, la clave del problema residiría en el método empleado para hacer pasar por pescado fresco uno que no lo es. De acuerdo con la información publicada por El País, el pescado descongelado habría sido sometido a inyecciones de extractos de vegetales y de distintos aditivos con el objetivo de lograr el rojo intenso característico del atún fresco. Entre otros aditivos, se habrían identificado nitritos, empleados usualmente como conservantes en la industria alimentaria, además de histamina. El engaño detectado afectaría a unas 25.000 toneladas de atún cada año y supondría unas ganancias de 200 millones de euros, según calcula la Comisión Europea en documentos y cartas a las autoridades españolas a los que ha tenido acceso El País.

El fraude detectado por la UE, añade el rotativo, “podría estar relacionado” con distintas alertas asociadas al exceso de histamina. La UE ha emitido una nota en la que se recuerda que altas dosis de histamina puede causar “fuertes reacciones alérgicas”.

En lo que llevamos de año, según fuentes oficiales europeas, se han detectado “más de 170” casos de toxiinfección alimentaria asociada al consumo de atún rojo cuando en el año precedente tan solo se documentaron 25 casos. En España se han contabilizado un centenar de estos casos.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Mercado