Lluvia sólida como nueva forma de riego

Agricultores argentinos, españoles, franceses, indios, israelíes y rusos emplean un polímero biodegradable para almacenar agua para regadío
lluvia sólida

La lluvia sólida es un polímero biodegradable en polvo no tóxico que es capaz de absorber 200 veces su peso en agua. Al contacto con el agua, el polvo se convierte en gel y puede almacenar el líquido hasta 40 días, publica la revista mexicana Expansión.

Los agricultores lo usan para almacenar el agua de lluvia y emplearla como método de riego. Esparcen el polvo por debajo de sus cultivos para que cuando llueva el químico se convierta en gel y pueda almacenar el líquido hasta seis semanas. Se requieren unos 25 Kg del producto para una hectárea de cultivo. De este modo, la raíz se mantiene húmeda unos dos meses y se rehidrata en repetidas ocasiones con las precipitaciones.

El uso de este tipo de tecnología contribuye a aumentar de dos a cinco veces la productividad de cultivos de maíz en áreas donde llueve con cierta frecuencia ya que mantiene el grado de humedad que precisa la planta para crecer. Asimismo, permite una importante reducción de costes por un menor uso de agua de regadío, fertilizantes y mano de obra.

El producto, de origen mexicano, es usado ya de forma regular en Argentina, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, España, Francia, India, Israel, Perú, Rusia y México.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Futuro