La polémica del panga

La retirada del panga en algunos supermercados y la prohibición de su venta en EE UU no impide que el pescado se siga comercializando en la Unión Europea
panga
Precarias instalaciones de fileteado de panga

El panga es un producto tradicional de la gastronomía vietnamita y tailandesa. Comúnmente conocido por Pez Gato, aunque con variaciones en función del origen y de la subespecie, se trata de un pez fluvial emparentado con los siluros que, como estos, puede alcanzar un tamaño considerable. Los ejemplares pueden medir hasta metro y medio de longitud y superar los 40 kilos de peso. Su fileteado tradicional, hoy de enorme éxito comercial en todo el mundo, es el que recibe el nombre de panga aunque, por extensión, se aplica este mismo nombre al pescado.

El panga, o pez gato, es un pescado que, en libertad, puede encontrarse en aguas dulces del sudeste asiático, sobre todo en Tailandia y en Vietnam, donde remontan los ríos para el desove. Pero son los que recorrían el río Mekong los que finalmente se han transformado en un producto de enorme éxito comercial. Los pescadores fluviales del lugar acondicionaron hace unas pocas décadas criaderos artesanales para satisfacer la demanda local y observaron, no sin cierta sorpresa, que los peces se adaptan con éxito a la vida en cautividad. Así que las granjas fueron creciendo hasta alcanzar el tamaño de las piscifactorías actuales convirtiéndose en el motor de la economía de exportación del país. El cultivo de panga es, de hecho, la historia de un éxito económico. La producción pasó de las 12.000 toneladas en 1995 a las 30.000 en 2006. En 2014 ascendió a 385.736 toneladas, según cifras de la FAO.

Pescado barato

Con un precio muy competitivo gracias a los bajos costes de producción de Vietnam, el panga entró en los mercados occidentales. Los consumidores europeos y americanos descubrieron un pescado versátil y fácil de preparar, sin espinas ni piel y sobre todo económico. Sus características facilitaron, de igual modo, que se incorporara a menús para colectividades. Las cocinas industriales lo incorporaron a los menús de hospitales, residencias, cuarteles y centros escolares.

Pangasius hypophtalmus, es un pescado blanco, con muy pocas espinas y, como se ha citado antes, de gran tamaño. No obstante, se trata de un pescado de baja calidad nutritiva, con poca cantidad de ácidos omega-3 frente a ácidos amega-6. Esta relación debería ser superior a 5 como lo es en la sardina (5), lenguado (5,1), bacalao (7,54). En el panga es de tan solo 0,8. En España aumentó el consumo de panga durante la crisis por su bajo precio, alcanzando en 2013 una importación de 33.798 toneladas en forma de filetes congelados.

Polémica ambiental

El panga procede de piscifactorías ubicadas en la desembocadura del rio Mekong (Vietnam), considerado uno de los más contaminados del mundo. Aunque se cree que el panga importado viene contaminado por metales pesados, bacterias y otros contaminantes generados por la alta contaminación industrial del propio río y por la producción masiva de panga, el Ministerio de Sanidad español asegura que el pescado comercializado cumple con la normativa y es perfectamente seguro.

No obstante, varias cadenas de distribución han declarado recientemente su intención de eliminar de sus lineales la venta de panga “debido a que el impacto que las piscifactorías tienen en el medio ambiente no puede ser controlado”. Mientras, otras continúan vendiéndolo bajo el sello de calidad ASC, a pesar de que admiten que “están estudiando” la cuestión. En España se recomienda a los consumidores que se adquiera panga con el sello de calidad ASC (Aquaculture Stewarship Council), el cual reconoce a los productos de acuicultura responsablemente criados y producidos en términos medioambientales. Se considera una prueba de buenas prácticas empresariales que proporciona una mayor transparencia de fabricación de productos, garantizando la trazabilidad desde la granja al plato. Además, de cara a los productores, permite acceder a nuevos mercados, ya que aporta valor añadido. Con sede en Utrecht, Holanda, la entidad fue fundada por WWF y la IDH (Dutch Sustainable Trade Initiative).

Datos de consumo

Las importaciones españolas de panga del Vietnam fueron de 23.179 toneladas en 2015 con un valor de 47,6 millones de euros, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Datos de 2015 extraídos de un informe de la FAO, revelan, sin embargo, un descenso en el consumo de panga durante este año con respecto a 2014, aunque España seguía siendo el principal consumidor de la UE. Según datos del informe las importaciones de panga se redujeron un 14% en tan solo un año.

La Organización de Consumidores y Usuarios OCU realizó en estudio en 2010 en 23 muestras de panga y encontró: trifluoralina (un herbicida prohibido en España) y mercurio, con cantidades que no superaban los límites legales. Se concluyó que ninguno de los contaminantes encontrados suponía de manera aislada un riesgo inmediato para la salud. La OCU recomienda que el panga se consuma de forma “moderada”, es decir, no más de un día a la semana.

El informe causó alarma entre las asociaciones de padres de alumnos, que presionaron a las administraciones para que el panga desapareciese de los menús escolares. La iniciativa prosperó y el pescado quedó excluido hace años de los colegios de gran parte de las comunidades autónomas, entre ellos todos los de Euskadi, Castilla-León, Asturias y buena parte de los de Murcia. En otras comunidades el tema continúa estando sobre la mesa y las asociaciones de padres no han descartado que pueda eliminarse en un futuro.

 

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Futuro