La ganadería española consume 4 veces más antibióticos que la europea

El uso excesivo de antibióticos está provocando la aparición de bacterias y superbacterias multirresistentes
medicamentos veterinarios

Los datos oficiales no dejan lugar a dudas. De acuerdo con la Agencia Europea del Medicamento, en España se alcanzan los 419 miligramos de antibiótico vendido por kilo de carne producida. La media europea se sitúa en 121 miligramos, prácticamente la cuarta parte. Dinamarca ha emitido una queja forma ante la UE por lo que considera unos datos “pésimos”.

Según revelan los datos del mismo organismo, mientras que en Europa se tiende a reducir esta cantidad, en España sigue aumentando. Ni más ni menos que un 25%, según el último informe disponible, lo que está motivando que otros países se estén planteando oficializar sus quejas por lo que entienden un “uso irresponsable”.

El gran problema, señalan distintos expertos, es el “uso abusivo” de los antibióticos como medida preventiva ante posibles infecciones y para promover un crecimiento más rápido en los animales, prácticas que suscitan cada vez mayores recelos en el seno de la UE.

La principal cabaña afectada es la de porcino, que en España alcanza los 28 millones de animales, una cifra que consolida la productividad española como la mayor de Europa. Y el principal antibiótico implicado es la colestina, para la que se está impulsando un programa de abandono y retirada voluntaria.

Se da el caso que la colestina está considerado como un antibiótico crítico en salud humana. Habitualmente se prescribe en la última línea de ataque contra infecciones graves, es decir, una vez han fracasado los anteriores fármacos o cuando debe hacerse frente a lo que se conoce como bacterias multirresistentes o superbacterias.

Como se ha descrito en múltiples trabajos científicos, las bacterias tienden a adaptarse a los efectos de los antibióticos de modo que los fármacos van perdiendo eficacia. Es lo que se conoce como resistencia que, inicialmente, es específica. Con el paso del tiempo, la resistencia a un único antibiótico se extiende a otros, apareciendo el fenómeno de multirresistencia. Algunas bacterias alcanzan la categoría de superresistentes al ser capaces de defenderse del ataque de la mayor parte de antibióticos de uso común.

Si los antibióticos se emplean de forma indiscriminada y masiva, como ha venido siendo norma común en buena parte del mundo, la aparición de estas superbacterias es cada vez más común, por lo que se pone en serio peligro tanto la salud animal como la humana. El problema se da en ganadería, pero también es frecuente en clínicas veterinarias donde se atienden animales de compañía.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Futuro