EEUU insta a limitar el consumo de azúcares añadidos

Las nuevas guías alimentarias aconsejan reducir los azúcares añadidos en refrescos y bollería a menos del 10% de las calorías diarias
azúcares añadidos

Es lo más llamativo pero no es lo único. Las nuevas recomendaciones alimentarias publicadas por el Gobierno de EEUU y que deben regir los próximos cinco años, instan a reducir la ingesta de azúcares añadidos a menos del 10% de las calorías diarias, siguiendo así el criterio que sostiene desde hace unos años la Organización Mundial de la Salud. La recomendación afecta a los llamados azúcares añadidos que incorporan muchos alimentos y bebidas, pero excluye a los naturales como les que contienen las frutas.

La guía alerta, del mismo modo, de que los hombres y los chicos adolescentes consumen demasiadas proteínas procedentes de la carne y los huevos y llama a reducir esa ingesta y aumentar la de vegetales, fenómeno mucho menos frecuente en mujeres y chicas adolescentes. Sin embargo, pasa por alto el informe publicado por la OMS sobre el potencial riesgo del consumo excesivo de carne roja y procesada, aunque hace hincapié en la necesidad de reducir la ingesta de alimentos con un contenido alto en grasas saturadas, entre los que se encuentran numerosos productos cárnicos y derivados, la mantequilla, la leche entera, las carnes no etiquetadas como magras y aceites tropicales como los de coco y palma.

Con respecto al colesterol, la guía se limita a señalar que se debería consumir “tan poco como sea posible” para disminuir los riesgos de enfermedades cardiovasculares, pero se ha eliminado el límite máximo que desde hace años se había establecido en 300 mg por día.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Futuro