Un bogavante extravagante

Un pescador captura un rarísimo ejemplar de bogavante azul en aguas de la costa de Massachusetts
bogavante azul
El extrañísimo ejemplar de bogavante azul capturado por Wayne Nickerson

REDACCIÓN - La fotografía se ha convertido en un fenómeno viral. Y no es para menos: Wayne Nickerson, un veterano pescador de Massachusetts con más de 30 años de oficio a sus espaldas, descubrió entre las capturas del día ni más ni menos que un bogavante azul. Nunca antes le había sucedido, aunque sí sabía de la existencia de ejemplares únicos. En efecto, los hay albinos e incluso anaranjados. Pero son tan o más raros de ver como el capturado por Nickerson.

Los poco avezados con las cosas de la ciencia, o los más escépticos, podrían llegar a considerar que la fotografía no es más que uno de esos miles de trucos de phothosop que tanto abundan en las redes. Lo sea o no –que al parecer es que no- lo cierto es que estos animales existen. Al menos uno de cada dos millones de bogavantes tiene esta coloración azúl, según consta en manuales especializados.

¿La razón? Pues una mutación genética que provoca que en el organismo del animal se dé un exceso de crustocianina, la proteína que confiere a los bogavantes su coloración entre marrón y verde característica y que les resulta de enorme utilidad para camuflarse del ataque de posibles predadores.

Ni qué decir cabe que esta anomalía genética no le aporta ninguna ventaja a nuestro bogavante, salvo la de ser protagonista por un día en las redes sociales. Como ocurre con otras mutaciones que alteran el color, como sería el caso de los ejemplares albinos, la pérdida de coloración o su exceso suele estar asociada a una mayor predisposición a padecer enfermedades y a ser pasto fácil para los predadores. O artista invitado de las redes, las del pescador y las sociales.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Biencocido