Marchando una de galletas de zanahoria

El mercado europeo se vuelca en la búsqueda de edulcorantes naturales en respuesta a la guerra contra el azúcar
galletas de zanahoria

A.R. | REDACCIÓN

Francia, Alemania, Italia y Polonia encabezan lo que se anuncia como el punto de inflexión en la guerra contra el azúcar. Desenmascarados los potenciales efectos perjudiciales del edulcorante por excelencia, el mercado busca alternativas. En esos cuatro países, la respuesta recibe el nombre de estevia. En España, el edulcorante alternativo sigue siendo la sacarina. Y aunque el azúcar sigue siendo el producto que domina en todos los mercados, parece claro el cambio de tendencia, según un estudio de Mintel’s publicado recientemente.

De acuerdo con los resultados, el consumidor medio no piensa tanto en el azúcar que se vende libremente en tiendas y supermercados como en el añadido en otros productos como refrescos, chocolate o bollería, para los que se espera un parón en sus respectivas líneas de crecimiento. De todos ellos, el sector del chocolate es el que sale mejor parado, ya que entre la variadísima oferta que presenta, el añadido de productos percibidos como saludables por el consumidor compensaría los efectos negativos del azúcar añadido.

El cambio de signo en la búsqueda de alternativas en forma de edulcorantes naturales, no solo estaría condicionado por la pandemia global de sobrepeso y de obesidad sino también por el anuncio de nuevos impuestos que se está dirimiendo en la actualidad en distintos países del mundo. Los refrescos con azúcares añadidos son la punta de lanza de las nuevas tasas; muy probablemente, la bollería industrial, en la que se incluyen las grasas, serán los siguientes en salir a la palestra.

Cambio de signo

Países como Estados Unidos, México, Brasil, Colombia, Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica o Irlanda ya han hecho pública su intención de implementar impuestos específicos para los refrescos azucarados, todos ellos en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. En España, el tema está en estudio. No obstante, no se espera que en ninguno de ellos se dé una caída espectacular de ventas debido a una respuesta negativa del consumidor.

Lo que sí se espera es que el aumento de tasas incida de forma positiva en un mayor catálogo de productos saludables para ser tomados como aperitivos o tentempiés. Esta categoría de productos, que prescinde de azúcar refinado y que incorpora grasas de calidad, tienen el inconveniente, destaca el estudio, de su elevado precio y su mayoritaria localización en establecimientos especializados, aunque crece su presencia en áreas concretas de las grandes superficies.

En sus estantes habrá que hacer sitio muy probablemente a lo largo de 2017 en nuevas variedades de yogur, como el de remolacha, bebidas calientes, azúcar de coco o galletas que hoy nos puedan parecer tan exóticas como las de zanahoria.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Biencocido