¿Vino o antivino?

Una compañía vasca lanza ante una gran expectación su vino azul, constituido por uva en el 99% y el añadido de colorantes vegetales

Su sabor es más o menos el mismo y su elaboración no dista demasiado de lo que sería un vino tradicional. Lo que cambia es el color, que no es blanco, ni tinto, ni rosado como marcan los cánones. Es azul. Y lo que en España y en Europa se ha considerado poco menos que una blasfemia, resulta que en Estados Unidos parece llamado a ser un éxito comercial. Y todo por cuestiones administrativas o meramente legalistas.

La iniciativa es de Gïk Live, una empresa creada hace tan solo tres años por cinco estudiantes de la Universidad del País Vasco. Lo llamaron el vino azul, pero la fórmula no encajaba en la legislación española y, al parecer, tampoco en la europea. Por el color. No por los elementos que tradicionalmente definen un vino. Y según relata la propia empresa, se vieron obligados a introducir en su etiqueta que se trata de una bebida compuesta el “99% de vino y el 1% de mosto”. O sea, una “bebida aromatizada a base de vino”.

¿Blasfemia o innovación? Para los defensores del vino tal y como lo conocemos, es un producto diferente aunque basado en el vino. Para los amantes de la innovación, una variante que incorpora un elemento distintivo que, sin alterar el sabor de un vino de calidad media, gana en atractivo comercial en determinados sectores.

Sea cual sea la denominación legal, los jóvenes emprendedores han decidido lanzarse a la aventura americana. Arrancan este mismo mes con la venta on-line, para la que aseguran disponer de 30.000 botellas listas, y reservadas, para comercializar. Tras ellas, el mercado parece abrirse a esta novedad, que sus propios impulsores no llaman vino, per que en los circuitos americanos no han dudado en calificar como tal.

Comentarios

Añade un comentario

Para comentar tienes que estar registrado.
Registrate o si ya eres usuario

Biencocido